Sábado 1 de Octubre de 2022

Hoy es Sábado 1 de Octubre de 2022 y son las 07:57 -

NACIONALES

9 de septiembre de 2022

Puerto de Rosario: traficaban cocaína disimulada en un cargamento de maní

Las maniobras para traficar casi 1.500 kilos de cocaína que fueron decomisados en los puertos de Santos, Brasilm y de Roterdam, Países Bajos.

Cuatro personas fueron detenidas acusadas de participar de maniobras en el puerto de Rosario para traficar casi 1.500 kilos de cocaína que fueron decomisados en los puertos de Brasil y Países Bajos, informaron fuentes policiales y judiciales para agregar que hay dos prófugos que son intensamente buscados.

Los procedimientos fueron este miércoles y estuvieron a cargo de las fuerzas de seguridad federales en la Terminal Puerto Rosario (TPR), a pedido del titular de la Fiscalía Federal 2 de Rosario, Claudio Kishimoto y de su par Diego Iglesias de la Procuraduría de Nacocriminalidad (Procunar) y secretario Matías Scilabra, en colaboración con la Justicia Federal de Campana, consignaron los voceros consultados.

Los detenidos, dos transportistas y dos empleados que operan el puerto rosarino, fueron indagados este jueves por el juez Vera Barros por el delito de “contrabando de exportación de sustancia estupefaciente, agravado por estar destinado inequívocamente a su comercialización”.

A uno de los arrestados, Marcos F., se le imputó también la tenencia de 7 gramos de cocaína cuando fue detenido en su vivienda rosarina, mientras que al imputado Gonzalo Nicolás P., le endilgaron la tenencia de un frasco de marihuana.

Según dijeron voceros judiciales, uno de los arrestados no declaró este jueves y, en acuerdo con su defensa, el juez decidió que lo hiciera este viernes por la mañana.

Todos quedaron detenidos hasta que el magistrado resuelve su situación procesal, añadieron las fuentes y explicaron que hay un quinto involucrado prófugo, por lo que no se descarta que con el correr de la pesquisa se resuelva llevar a cabo más detenciones.

Según el funcionario judicial, “los detenidos presuntamente usaban puntos ciegos en el puerto de Rosario para evadir los controles e introducir la droga sin ser detectados”.

La pesquisa comenzó a ´principios de julio y estuvo a cargo del personal de la Prefectura, en forma conjunta con la Aduana y la participación activa de la Procunar, tras el hallazgo de contenedores con cocaína en el puerto brasileño de Santos (secuestrado por la Policía Federal de ese país) y en el de Ámsterdam (Países Bajos) que habían salido de la terminal portuaria de Rosario.

Ante esto, se iniciaron una serie de medidas, que permitieron desarrollar una trazabilidad acertada de lo sucedido dentro de la Terminal portuaria indicada, más precisamente en el interior de la Plazoleta Fiscal de Aduana.

Tras el análisis de cámaras de monitoreo, documentación y tareas de campo desarrolladas por la Prefectura, pudo individualizar a diferentes personas involucradas en los hechos, que cumplieron roles bien definidos para “contaminar” los contenedores en el mencionado puerto, modalidad conocida como “Rip-Off o gancho ciego”.

Con esa información, el titular del Juzgado Federal N° 3 de Rosario, Carlos Alberto Vera Barros, secretaría B de Hernán Flores, en la causa direccionada por la Procunar, ordenó que se hicieran siete allanamientos en Rosario y la región.

Como resultado de los mismos, las fuerzas federales detuvieron a cuatro de los sospechosos involucrados y secuestraron dos autos, un camión, 915 mil pesos y 20.800 dólares en efectivo, una planta y semillas de cannabis, unos 7 gramos de cocaína junto a 16 celulares y dos discos duros externos.

Además, los pesquisas incautaron una balanza, tres escopetas, dos rifles, una carabina, una pistola calibre .380, municiones, artículos informáticos y documentación relevante para la causa entre la que se destaca dos libros de guardia de la Terminal Puerto Rosario.

Cabe destacar que, en la Terminal Puerto Rosario, inspeccionaron el camión Mercedes Benz con el can detector de narcóticos Zeus, perteneciente a la Prefectura, arrojando resultado positivo para rastros de “olor muerto” de droga en habitáculo del rodado, lo que hizo alusión en que hubo estupefacientes en ese lugar.

El primero de los cargamentos fue interceptado el 5 de julio en el puerto de Santos, Brasil, cuando las autoridades locales se percataron con el uso de scanners que en un conteiner que venía desde Rosario había 568 kilos de cocaína disimulados en un cargamento de maní. Según confiaron fuentes de la pesquisa, se pudo determinar que la carga original había partido desde General Deheza (Córdoba), pero fue “contaminada” en Rosario. Eso quiere decir que la cocaína se introdujo en el muelle local. ¿Cómo se llegó a esa deducción? Los precintos de los containers fueron cambiados, ya que los mismos eran de distinto color. Es decir, alguien lo abrió y colocó la droga adentro.

El segundo cargamento fue detectado en el puerto de Roterdam, en otros dos contenedores en los que había 866 kilos de cocaína.

La droga incautada se encontraba en bolsos dentro de cargamentos legales de maní que salieron del puerto de Rosario entre el 28 de junio y el 3 de julio pasado.

“La maniobra se llama Rip-Off. Es el embarque de mercadería ilegal en una destinada legalmente a exportarse”, explicó el fiscal Kishimoto en declaraciones a Cadena3-Rosario.

Para el funcionario federal, “la maniobra es típica de películas” y “usaron el cargamento de maní como pantalla”.

Fuente: elciudadanoweb.com
 

 

COMPARTIR: