Viernes 17 de Septiembre de 2021

Hoy es Viernes 17 de Septiembre de 2021 y son las 03:46 ULTIMOS TITULOS:

13 de junio de 2021

Construyen un parque ecológico ubicado en las afueras de Venado Tuerto

Será en un predio de 6 hectáreas. La iniciativa privada la lleva adelante un polifacético ingeniero agrónomo, músico y actor teatral venadense.

Se trata de un parque ecológico en un campo de 60 hectáreas ubicado a pocos kilómetros del ejido urbano. Tendrá cuatro sectores; recreación, producción, reserva natural y monte, con el objetivo de que allí se puedan realizar paseos familiares, encuentros y visitas de delegaciones escolares de la región. El ideólogo es Daniel Ilari, quien contó a La Capital que con este proyecto comenzó hace tres años.

Daniel es un personaje muy particular. De esas personas emprendedoras, soñadoras. Es ingeniero agrónomo pero lo suyo no se limita a esa profesión, hizo otras actividades que poco tienen que ver con la cuestión campestre. “Enseñé teatro como 10 años, estudié en Rosario con Mirko Buchin y dirección teatral con Chiqui González, también me especialicé en guión cinematográfico. Además toco el piano y algo canto”, repasó entre risas al referirse a cómo se desarrolló su vida.

El predio en el cual está armando su parque ecológico se encuentra sobra la avenida Circunvalación (conocida como la calle ancha en Venado Tuerto), a pocos metros del Club Universitario. A quinientos metros se encuentra la ruta 33. El camino, por ahora, es de tierra. Y esa calle, en la zona suburbana de la ciudad, conduce al aeródromo Tomás B. Kenny; el más importante del sur-sur santafesino.

El proyecto comenzó hace tres años y estima que el año próximo, de no mediar inconvenientes, podrá inaugurarse. Aunque la plenitud, es decir con todos los árboles crecidos, será contemplado y disfrutado a pleno en alrededor de seis o siete años, aunque estima que realmente eso puede demorarse hasta nueve años.

El campo de 60 hectáreas es de su propiedad y está en una zona de cañadas. “Hay una parte que es de loma, pero el resto es apto para actividades de ganadería, aunque no para la siembra. Mi idea es que este emprendimiento sea un área recreativa para disfrutar de la naturaleza y a la vez con una función educativa que permita enseñar a los más jóvenes a encariñarse con el medio ambiente", comenta.

"Me preguntaron por qué invertía en algo que no sé si me va a redundar en beneficios económicos futuros y yo siempre respondo igual: ¿de qué sirve tener la plata en plazo fijo?", confió Daniel.

Del total de 60 hectáreas, 25 serán destinadas al área recreativa con sus respectivos canales, mientras que “otras 10 hectáreas serán de reserva natural para que allí se pueda observar cómo era la vegetación en la zona muchos años atrás”. El resto del campo será destinado a otros fines específicos.

La idea surgió del propio Ilari, quien resaltó que su sueño es “hacer algo educativo para la comunidad de la región y a la vez de entretenimiento".

Algo que le falta es la denominación para su proyecto y manifestó que está abierto a "que me sugieran nombre para el predio. Yo estaba pensando en ponerle Parque Ecológico Maravilloso y Salvaje, pero acepto sugerencias de las personas que quieran bautizarlo”.

"En la zona acuática del predio se destaca la isla mayor, que contendrá el paseo por plantas acuáticas y túneles de árboles. Todo ello se conectará a través de un puente con el circuito de canales", explica. Y justamente cuando este diario fue a realizar la nota estaban abocados a tomar las medidas para la construcción de un puente que una a las distintas partes de la isla.

Zona Agreste

“Hoy se ve esto de modo muy precario y muy agreste, que esa es mi idea. Pero se va a lucir dentro de 8 o 9 años cuando crezcan las plantas que sembramos. El último fin de semana plantamos 200 árboles, que se suman a centenares que ya plantamos desde hace unos años. Incluso hay palmeras, aunque todavía no se las puede observar porque fueron recientemente sembradas y le van a dar al lugar un impacto visual maravilloso”, dijo el ingeniero Ilari, quien además es dueño de un laboratorio químico reconocido en la ciudad.

En el ingreso al Parque Ecológico, ubicado al lado del Club Universitario, se iniciará el periplo “turístico”. Allí comenzará la diversión para los visitantes, ya que podrán hacer paseos en bote, senderismo, avistaje de aves y observación de la flora. “Estimo que el año próximo vamos a poder estar abriendo las puertas de este emprendimiento, que más que una cuestión comercial es un sueño propio”, destacó Daniel.

“Mi idea es conservarlo lo más agreste posible y que la gente pueda distraerse al menos un momento de lo que tiene que ver con la vida diaria, el uso desmedido del celular y, hasta si se quiere, del poco contacto con la naturaleza que experimentamos, en líneas generales, hoy en día como sociedad”, consideró.

Plantación

El ingeniero agrónomo, director teatral, actor y pianista, por si le faltaba algo, señaló que “en el área más baja e inundable vamos a plantar los ejemplares que mejor se adapten a esas condiciones, como los sauces, y en este otoño estamos intensificando la plantación de pastos que puedan convivir con esa humedad, así como usamos bambú para formar isletas en la zona baja del predio”, describió.

Por afuera del predio de entretenimientos, habrá un lote de diez hectáreas en donde se sembrarán una gran variedad de árboles y plantas que permitirán, mediante un método participativo, la producción de frutas y hortalizas a través de arrendamientos a quienes deseen producir para abastecer el mercado regional y a la vez poder ganar el sustento familiar.

Por último, agregó: “Cerca de la reserva natural vamos a diseñar un paseo con la presencia de todos los árboles nativos de nuestro país. También se edificará un mangrullo mirador para observar las aves, como así también construiremos un gran puente colgante y un área recreativa para niños con pasarelas y tirolesas”.

Fuente: Diario La Capital

COMPARTIR: