Lunes 27 de Septiembre de 2021

Hoy es Lunes 27 de Septiembre de 2021 y son las 09:54 ULTIMOS TITULOS:

NACIONALES

9 de agosto de 2021

Corrientes: dos muertos y siete detenidos tras un ataque por un terreno en disputa en el Gaucho Gil

Ocurrió en la localidad correntina de Mercedes. El terreno colinda con un santuario.

Un hombre murió este lunes tras ser apuñalado durante un ataque cometido por una patota contra una familia en el marco de una disputa por un terreno lindero al santuario del Gaucho Gil ubicado en la localidad correntina de Mercedes, con lo que ya suman dos los fallecidos por el hecho, por el que hay siete personas detenidas, informaron fuentes oficiales.

Los voceros dijeron que Milton Canteros (64) murió esta mañana como consecuencia de las heridas de arma blanca sufridas el viernes último tras ser atacado junto a su hijo, Sergio Canteros (33), quien falleció ese mismo día, por un grupo de hombres que intentó copar un terreno de su propiedad ubicado frente al santuario del Gaucho Gil, sobre la ruta nacional 123, a siete kilómetros de la ciudad de Mercedes.

En ese ataque también resultó herido de arma blanca un cuñado de Sergio Canteros, quien permanece internado en un hospital de esa ciudad correntina distante 245 kilómetros de la capital provincial.

“Irrumpieron como en el Lejano Oeste, directamente a copar el terreno, con armas blancas de todo tipo y producto de ese ataque es que muere el viernes Sergio Canteros y hoy, internado en el hospital Las Mercedes, su padre”, informó a Télam el jefe de la Policía de Corrientes, comisario general Félix Barboza.

De acuerdo con lo informado por fuentes del caso a Télam, son siete los hombres detenidos, entre los cuales hay un menor de edad, y en ese grupo se encuentran dos de los sindicados principales sospechosos del ataque, de apellido Astarloa.

Se trata de dos yernos de Ramona Villalba, la presidenta de la comisión administradora del predio comercial que circunda a la denominada Cruz Gil, epicentro de la conmemoración al gaucho adorado en Mercedes, añadieron los informantes.

Las fuentes dijeron que Villalba no está detenida aunque se procura determinar si tuvo alguna vinculación con el móvil del ataque que investiga el fiscal de Instrucción Penal de la ciudad de Mercedes, Adrián Casarrubia.

El representante del Ministerio Público fiscal dio a conocer  que hasta el mediodía de hoy concretaba audiencias por ese caso.

Tras un allanamiento realizado ayer por la tarde en el predio del Gaucho Gil, la policía logró secuestrar las armas con las que presumiblemente se concretó el ataque, entre las que se encuentran cuchillos, machetes y hasta un espadín, confirmó a Télam el jefe policial de la provincia.

Por otra parte, una comisión de la División Delitos Complejos de la fuerza provincial se constituyó en la localidad para analizar las comunicaciones que se desprenden de los teléfonos celulares incautados en los procedimientos.

En reclamo de justicia, amigos y familiares de las víctimas, encabezados por Yésica Rodríguez, pareja de Sergio “Checho” Canteros, realizaron el sábado una protesta con cortes de la ruta nacional 123 y exigieron el saneamiento de la institución que administra el santuario, hacia donde se dirigen las principales sospechas de incitar la toma del terreno en disputa, según informó a Télam una fuente de la investigación.

Un hombre murió este lunes tras ser apuñalado durante un ataque cometido por una patota contra una familia en el marco de una disputa por un terreno lindero al santuario del Gaucho Gil ubicado en la localidad correntina de Mercedes, con lo que ya suman dos los fallecidos por el hecho, por el que hay siete personas detenidas, informaron fuentes oficiales.

Los voceros dijeron que Milton Canteros (64) murió esta mañana como consecuencia de las heridas de arma blanca sufridas el viernes último tras ser atacado junto a su hijo, Sergio Canteros (33), quien falleció ese mismo día, por un grupo de hombres que intentó copar un terreno de su propiedad ubicado frente al santuario del Gaucho Gil, sobre la ruta nacional 123, a siete kilómetros de la ciudad de Mercedes.

En ese ataque también resultó herido de arma blanca un cuñado de Sergio Canteros, quien permanece internado en un hospital de esa ciudad correntina distante 245 kilómetros de la capital provincial.

“Irrumpieron como en el Lejano Oeste, directamente a copar el terreno, con armas blancas de todo tipo y producto de ese ataque es que muere el viernes Sergio Canteros y hoy, internado en el hospital Las Mercedes, su padre”, informó a Télam el jefe de la Policía de Corrientes, comisario general Félix Barboza.

De acuerdo con lo informado por fuentes del caso a Télam, son siete los hombres detenidos, entre los cuales hay un menor de edad, y en ese grupo se encuentran dos de los sindicados principales sospechosos del ataque, de apellido Astarloa.

Se trata de dos yernos de Ramona Villalba, la presidenta de la comisión administradora del predio comercial que circunda a la denominada Cruz Gil, epicentro de la conmemoración al gaucho adorado en Mercedes, añadieron los informantes.

Las fuentes dijeron que Villalba no está detenida aunque se procura determinar si tuvo alguna vinculación con el móvil del ataque que investiga el fiscal de Instrucción Penal de la ciudad de Mercedes, Adrián Casarrubia.

El representante del Ministerio Público fiscal dio a conocer a Télam que hasta el mediodía de hoy concretaba audiencias por ese caso.

Tras un allanamiento realizado ayer por la tarde en el predio del Gaucho Gil, la policía logró secuestrar las armas con las que presumiblemente se concretó el ataque, entre las que se encuentran cuchillos, machetes y hasta un espadín, confirmó a Télam el jefe policial de la provincia.

Por otra parte, una comisión de la División Delitos Complejos de la fuerza provincial se constituyó en la localidad para analizar las comunicaciones que se desprenden de los teléfonos celulares incautados en los procedimientos.

En reclamo de justicia, amigos y familiares de las víctimas, encabezados por Yésica Rodríguez, pareja de Sergio “Checho” Canteros, realizaron el sábado una protesta con cortes de la ruta nacional 123 y exigieron el saneamiento de la institución que administra el santuario, hacia donde se dirigen las principales sospechas de incitar la toma del terreno en disputa, según informó a Télam una fuente de la investigación.

Es que hace 10 días, Sergio Canteros había formulado una denuncia por amenazas recibidas por parte del padre de los hermanos Astarloa por la disputa de los terrenos que se ubican frente al santuario, es decir, al otro lado de la ruta.

 

COMPARTIR: