Lunes 6 de Febrero de 2023

Hoy es Lunes 6 de Febrero de 2023 y son las 23:53 -

NACIONALES

14 de noviembre de 2022

Mundial de Programación: la Universidad Nacional de Córdoba se consagró campeona de América Latina

Por segunda vez en la historia un equipo de FAMAF ganó la región continental del Mundial de Programación.

La Facultad de Matemática, Astronomía, Física y Computación de la Universidad Nacional de Córdoba (UNC) se consagró campeona latinoamericana en el Mundial Universitario de Programación (ICPC).

Se trata de una competencia donde jóvenes programadores de todo el mundo compiten en una serie de problemas en lenguajes como C, C++, Kotlin, Java y Python, y a la que se llega luego de una serie de instancias regionales hasta competir por el máximo galardón.

Allí, entre las universidades argentinas, además de la UNC, participó también la Universidad de Buenos Aires (UBA), que el año pasado había salido primera. 

“Es un certamen de gran prestigio a nivel mundial, muy bien vista por muchas universidades y muchas empresas e industrias que vienen a cazar talentos acá”, cuenta a Clarín Marcos Kolodny, entrenador del equipo conformado por Mateo Carranza Vélez, Sebastián Marín y Uziel Ludueña. La competencia dura cerca de cinco horas.

En realidad, el Mundial de programación es la última instancia de una serie de torneos regionalizados. “Luego de pasar la nacional, que en nuestro caso es el torneo argentino, pasás al sudamericano. Y de ahí al mundial, en el que los mejores 137 equipos del mundo, representando distintas universidades de todo el planeta, se enfrentan a entre 10 y 15 problemas de de índole algorítmica, estructuras de datos, matemáticas, geometría, probabilidad”, explica.

“En equipos de 3 personas y con el uso de una sola computadora, tratando de resolver la mayor cantidad de problemas, se consagra ganador el equipo que resuelve más problemas o por un sistema de desempate por penalidades entre los equipos que resolver los mismos que tenía problemas”, agrega.

Para entrenar, los equipos se sirven de páginas web en las que pueden acceder a competencias de años anteriores. “Ahí se puede hacer lo que se llama una participación virtual, donde empieza un cronómetro que marca 5 horas, para ensayar en tiempo real los envíos de los problemas de los distintos equipos que participaron en otros años”, desarrolla.

Esto es clave para evaluar el rendimiento: “Con eso uno puede medir su performance con respecto a los equipos que participaron en la competencia original y, a su vez, practicar la dinámica de equipo, la comunicación, practicar el aprendizaje de nuevas técnicas, de nuevos algoritmos y etcétera”, cuenta.

“A nivel latinoamericano, ganar lo que nosotros ganamos, que es el premio al mejor equipo del continente, es una cosa súper importante, al menos en nuestra Universidad. En 2019 2019, en Portugal, habíamos logrado el campeonato latinoamericano por primera vez para nuestra Universidad, y esta es la segunda”, recuerda.

Además esto impacta en las carreras de quienes compiten: “Nos abrió puertas a nivel laboral muy grandes, a nivel académico nos cambió bastante e también incluso a nivel personal, porque es una experiencia única. Es una experiencia que a nivel equipo nos une muchísimo y nos marca para el futuro”, desarrolla.

Para Kolodny, el reconocimiento constituye un “orgullo”. “Se siente muy bien lograr poder representar de esta manera a nuestra Universidad en una instancia tan importante como la final del mundo”, cierra.

El equipo

Mateo Carranza Vélez, Sebastián Marín, Uziel Ludueña son los nombres de los integrantes del equipo campeón. Recordemos que en el año 2019, en el Mundial que se disputó en Portugal, el equipo GG Dem se alzó con idéntico premio. La particularidad es que Marcos Kolodny, que era parte del equipo en aquella oportunidad, es hoy el entrenador de La Cuconeta junto con Luis Ferroni.

La competencia

La competencia ICPC que reúne más de 130 equipos universitarios de todo el mundo, se disputa a lo largo de cinco horas en las que se deben resolver problemas de carácter algorítmico. La cantidad de problemas varía de acuerdo a la dificultad propuesta. En esta edición, fueron doce problemas. Tres personas, cinco horas, doce problemas. Como para agregar adrenalina al desafío, el evento se realiza en un gran espacio en el que de fondo, en una pantalla gigante, se van actualizando las posiciones al segundo. Este año, como también ocurrió durante la edición anterior, hubo una transmisión especial en castellano.

El juego, en definitiva, no solo es resolver los problemas. Hay una dimensión estratégica que consiste en generar presión sobre los equipos contrarios. FAMAF, por ejemplo, la juega a “meter presión” desde el comienzo. Por tal motivo, rápidamente, como también ocurrió en Moscú, se puso adelante en la tabla regional de posiciones. Poco a poco, la UBA, la Universidad de Campinhas y la Universidad de la Habana (históricos competidores de nuestra Facultad) fueron poniéndose a la misma altura del marcador.

Un dato más

En la última hora de competencia se congela el marcador. Se puede ver si los equipos intentan la resolución de más problemas pero no se puede constatar si el intento fue exitoso. En esa hora final, el panorama se vuelve incierto. Como para tener una idea: en los últimos diez minutos, la UBA, Campinhas y la Habana, enviaron dos resoluciones cada equipo. La tabla estaba empatada en cuatro problemas para los cuatro, incluida nuestra Facultad. En los últimos cinco minutos FAMAF envió dos problemas más. Final incierto.

Primeros

Recién dos horas después se pudo saber oficialmente que el ganador de la competencia en la región latinoamericana, fue FAMAF con su equipo La Cuconeta. De este modo, se demostró una vez más que nuestra Facultad dispone de una formación de elite en ciencias de la computación. Una formación que nos permite continuar siendo un referente para profesionales de la programación y para las empresas nacionales y multinacionales que se embarcan en la revolución digital que estamos viviendo.

Nuestra Escaloneta ya tiene su título de campeón, el 20 empieza el otro mundial: nunca menos.

El Mundial Universitario de Programación (ICPC) se desarrolla anualmente. Se clasifican los equipos que han ganado en sus respectivas regiones. La edición 2022 se realizó en Dhaka, Bangladesh, y el próximo tendrá lugar en Egipto.

El podio de la general estuvo conformado de la siguiente manera:

1° Massachusetts Institute of Technology - EEUU

2° Pekín University - China

3° The University of Tokio - Japón

Fuente:  Clarín

   

COMPARTIR: